Más que simplemente "Mantenerte Alejado de un Bully"

 

“No debiste de haber quedado el equipo", dice la bully a la chica con audífonos. "Ni siquiera puedes conseguir un novio". La bully y su pandilla se burlaban de ella haciendo senales y susurraban, viendola y riéndose de ella en el vestidor.

Y la muchacha lastimada hizo lo correcto. Le mando un mensaje a su madre, quien la animó a decirle a su entrenador y el entrenador hizo lo correcto. Escuchó y consoló a la chica y tomo acciones con la bully vigilandola el resto de la temporada, inclusive buscando maneras de que  las dos chicas se vieran como seres humanos, y no como la bully y la víctima. La madre, felicitó a la niña por su valentía y le dijo que quizás ella podría haber cambiado la vida de esa bully, y seguro que salvó a otros niños de ser acosados.

La definición legal de bully, es un comportamiento agresivo intencional que consiste en un desequilibrio de poder o fuerza y es repetitivo con el curso del tiempo. Ese comportamiento puede ser físico, emocional, sexual, verbal o no verbal. La intimidación no-verbal o emocional incluye rechazo, extorsión, difamación, humillación, chantaje, manipulación de amigos, el aislamiento y la presión. (Véase deja de ser un bully o empezar a pagar, una presentación de Darcy Kriha, de la que se hace referencia abajo).

¿Cómo criar a un niño que puede defenderse a sí mismo, quién puede decir "no" a un bully o decirlo y seguir diciendolo hasta que llegue la ayuda? ¿Cómo creamos una cultura en casa o en la escuela para que el bullying no sea un problema ignorado tratado solamente por encimita?

Autodefensa: Una habilidad a cultivar

Comienza mucho antes de que un padre podría pensar que lo hace; esta habilidad para niños de hablar por lo que necesitan a los extraños, a los adultos en posiciones de poder, a sus propios compañeros y al resto del mundo que les rodea. Un fuerte sentido de poder hacerlo por sí mismo hace posible que un niño vaya reuniendo valor para tomar defender una postura, si es "Necesitamos subtítulos de la película en la clase de ciencia", o "no, no voy a robar en la tienda Walgreens contigo." Un adolescente no se despierta un día con un fuerte sentido de autodefensa en sí mismo, pero en cambio hace pequenos pasos a través de la infancia, al confiar en que los padres nos consolaran y alimentaran cuando somos niños pequeños, para aprender que uno puede cometer un error jugando con una vela a los seis años, vivir a través de la corrección de los padres y todavía sentirse amados.  Para niños con pérdida auditiva, ese sentido de sí mismo y conocer las fortalezas y debilidades, también significa aprender acerca de lo que les ayuda y lo que no ayuda a acceder a la información y para estar cómodo en su propia piel en un mundo lleno de nosotros los "oyentes". Cuando un niño pide ayuda o de lo contrario habla para defensa de si mismo o de su propio nombre, padres y profesores pueden asegurarse que el niño se arriesgará preguntando otra vez a través de celebrar el acto de valentía (aunque fue una mala elección — es cómo aprendemos!) Imagina el valor necesario para decirle a un consejero escolar que simplemente no puedes entender el profesor de matemáticas con el acento que tiene. Cualquier pequeño paso hacia la meta más grande de un niño que conoce sus fortalezas y necesidades y sabe a quién, cómo y cuándo pedir ayuda es un paso hacia la victoria.

La terrible noticia acerca de pedir ayuda, en particular, es que no garantiza que un niño recibirá ayuda. Puede ser que no le crean al nino, puede ser ignorado y puede incluso ser ridiculizado al hacer su solicitud. Incluso podrían ser los mismos padres los que estén ignorando una experiencia dolorosa de su niño. Recientemente, un estudiante de secundaria en Colorado buscó la ayuda sobre un bully de la escuela y fue recibido con "¿Cómo sabemos que no eres el tu el bully?" en la mesa de IEP. Este estudiante y su madre aprendieron que hablar una vez no es suficiente. Tomó varias veces ir a pelear para la seguridad y el bienestar de una cultura escolar que da a un niño la espalda en cuestiones difíciles.

Bullying escolar: puede ser una negación de la FAPE

El deber de la escuela con respecto al bullying es cada vez más claro conforme mas casos llegan a los tribunales. La responsabilidad está limitada a "la escuela sabía, tomaron acción y lo comunican a los padres y el estudiante" por Darcy Kriha, una abogada hablando en la Conferencia Legal de educación especial 2010 en Colorado. Señaló que no hay escuela que pueda mantener a un niño seguro de cada incidente, pero que la conciencia y la respuesta a el bullying deben ser proactivos y minuciosos. La responsabilidad depende de si la escuela respondió a informes de bullying, si realizaron una investigación pronta, hablando con la víctima, el bully y testigos y comunicó lo que se encontro. El bullying relacionado con niños discapacitados puede ser una negación del derecho a una educacion libre y pública apropiada bajo un IEP--de un niño o una denegación de FAPE.  El bullying/acaso también está prohibido basado en la discapacidad bajo la sección 504 y el título II del Act (ADA) de los americanos con discapacidades.  El bullying en la escuela (o en internet por compañeros) crea un ambiente hostil donde un niño no puede participar o recibir los beneficios de la educación en un programa de educación del distrito. Las denuncias pueden hacerse a través del proceso de resolución de disputas IDEA o la oficina de derechos civiles.

El sitio web de la oficina de derechos civiles (OCR) establece la responsabilidad de la escuela aún más fuertemente y hasta le resta importancia de si un niño realmente presentó una queja o no: si se ha producido el acoso, una escuela debe tomar medidas prontas y efectivas razonablemente calculadas para acabar con el acoso, eliminar cualquier ambiente hostil y evitar su repetición. Estos deberes son responsabilidad de la escuela, incluso si la mala conducta también está cubierta por una política contra el bullying escolar y sin importar si el estudiante hace una denuncia, o pide a la escuela tomar medidas o identifica el acoso como una forma de discriminación.

Los padres son los primeros maestros de un nino en discernir qué comportamiento en una persona es aceptable y cual no. Algunas acciones cruzan la línea; un hermano mayor haciendo cosquillas talvez este bien, pero cuando el hermano menor ha tenido suficiente de esto, él o ella debería ser alentada a decir que no, y el niño mayor será obligado a aceptar esa negativa. Ningún niño debe hacerse sentir inferior debido a una discapacidad; Eso está claro. La investigación muestra que los bullies se alimentan de las víctimas fáciles: el niño que tiene menos desarrolladas las habilidades sociales, dificultad para comunicarse, especialmente bajo estrés, tiene pocos amigos, no está involucrado en actividades extracurriculares y evita ser notado o ser asertivo.  Los padres pueden fortalecer la confianza del niño en todas estas áreas con modelado, práctica, ánimo y un montón de oportunidades para crecer en habilidades en el entorno más seguro entre amigos, vecinos, y lugares visitados frecuentemente. Los padres pueden enseñar a sus hijos el significado de los "sobornos" de concepto de "sarcasmo" o la "presión de companeros" como una manera de preparar a los niños para el mundo, que no siempre es un mundo hermoso. Los padres no quieren esperar hasta que un problema es tan grande que acción judicial es el siguiente paso, pero las políticas y regulaciones hechas necesarias por otros padres tomando acciones legales ha traído un sentido de nuevo interés en asistir a la construcción de una cultura proactiva y sensible en la escuela.

¿Cómo respondemos?

Una excelente narradora y medico, Rebecca Branstetter, escribe en su Blog "Notas de un psicólogo de la escuela" sobre un incidente que inspiró a repensar cómo las escuelas responden al acto valeroso de un niño al reportar el bullying. Cuenta la historia de un encuentro con un bully (ver recuadro). Su afirmación de que la mayoría de nuestras acciones se refieren a que tomamos una postura de "culpando a la víctima" esto es problemático. La vida está llena de conflictos y ni los padres ni las escuelas pueden mantener a un niño a salvo desde todas las direcciones, y tampoco se puede tener a un niño en una burbuja de seguridad. Por supuesto un niño debe aprender a defenderse a sí mismo, decir "no" a los bullies, y "hacerse duro" segun las palabras de mi hijo de 18 años. Un niño puede aprender mu  chas estrategias a emplear antes de decirle a un adulto, y cualquiera de estas acciones potencialmente puede detener que un incidente de acoso o bullying escolar se convierta en un patrón. De hecho, la simple accion de "decirlo," si se maneja incorrectamente por escuelas, puede empeorar un problema para un niño.  El estudiante aparece como una "rata chismosa" para el bully y su séquito. Teniendo en cuenta la probabilidad de bullying (o incluso el riesgo de abuso, que es tres veces mayor para niños con pérdida auditiva que la población en general) en la vida del niño, los padres también pueden hacer que un niño aprende habilidades de seguridad y defensas para protegerse mejor a sí mismos. Consulte el sitio web de Kidpower para excelentes recursos y clases sobre este tema, incluyendo cómo caminar con conciencia y confianza, opciones de respuestas ante las burlas, cómo seguir su camino frente a un bully sin hacer la situación peor o mas grande. Las escuelas pueden crear una cultura que no tolera el buylling a través de la observación cuidadosa del comportamiento, activamente mirando y escuchando por incidentes e investigando completamente y actuando sobre cada uno.

¿Qué pasa con los espectadores? Alentar a otros niños a intervenir en lugar de sólo mirar pasivamente a un bully continuar con el acoso, es un esfuerzo que vale la pena y también podría detener que un incidente de acoso escolar se vuelva repetitivo. En la respuesta al bullying, las políticas escolares también deben abordar el bully o bullies. Una escuela en la que hay acciones de bullying, debe intentar localizar las muchas causas y adoptar medidas para evitar problemas futuros, ya sea instrucción en el aula, mayor supervisión en el recreo, escuchar a los niños y la planificación para el cambio con los padres es una escuela que va a construir un ambiente seguro donde el aprendizaje puede ocurrir en realidad.

Por  Sara Kennedy

Referencias y  recursos:

Lo que los padres necesitan saber serie: auto defensa para estudiantes sordos y con problemas de audición, www.handsandvoices.org

Detener el Bullying o comenzar a pagar, Darcy Kriha, en el Departamento de Colorado de la Conferencia de Educación Legal, 2010. http://www.cde.state.co.us/../LegalConf2010_Kriha.pdf

Oficina de derechos civiles Web: www.ed.gov

Clases de seguridad de KidPower y Recursos para todas las edades, www.kidpower.org

Estamos recogiendo más artículos sobre el Bullying relacionados con sordos/niños con pérdida auditiva. Por favor envíe a parentadvocate@handsandvoicies.org.

Articulo relacionado: http://studentsgrow.blogspot.com/:

Saliva. I Did Not See that Coming.

Copyright 2014 Hands & Voices   ::   Privacy Policy   ::   Credits