UNA NOTA PARA EL ENTRENADOR

 

Querido Entrenador:

Es un placer sentarme en las gradas y ver a mi niño pegarle a la pelota fuera del parque o ver a mi hijo luchar a ver a su oponente vencido o que mi hijo taclea a un corredor de futbol Americano y aunque no es un momento de celebración, los gritos de apoyo de mi, de otros padres, compañeros de equipo y del publico, durante un momento dificil hace que la emoción se contagie. Eso hace que el jugador sienta motivación y compañerismo. Cada jugador en el equipo nesesita sentir el apoyo y el entusiasmo especialmente mi hijo . . . hasta que el es sordo.

Aunque mi hijo no te pueda oir cuando batea, cuando lucha, o cuando hace un gol por favor no dejes de apoyarlo con tus gritos y porras. Grita para el y haz movimiento con tu cuerpo y manos. Por que si te quedas en silencio todos pensaran (incluyendo el otro equipo) que no te importa ese niño. Tu comportamiento mandara a mi hijo un importante mensaje y servira de ejemplo para sus compañeros de equipo que sabran como comportarse con una persona que no oye. Si tu lo apoyas, ellos lo apoyaran eso crea una energia positiva. Mi hijo lo vera y se sentera incluido como un miembro valioso del equipo. No dejes de apoyar a un niño sordo o con dificultades auditivas. Muestrale que si te importa y veras que sera algo positivo para el niño durante el juego, durante de su dia en escuela y posiblemente un recuerdo por el resto de su vida.

Con muchas esperanzas,

Una mamá en las gradas,
Leeanne Seaver

Copyright 2014 Hands & Voices   ::   Privacy Policy   ::   Credits