Pérdida auditiva “Mínima”:
Que quiere decir eso?

 

El examen auditivo a recién nacidos es actualmente una práctica establecida en casi todos los Estados Unidos.  Fue agregado al resto de los exámenes que se hacen a recién nacidos porque inclusive casos de pérdida auditiva severa y profunda son difíciles de detectar en infantes.  Antes que se implementaran exámenes auditivos a recién nacidos, niños sordos no eran identificados hasta que tenían por lo menos un año de edad,  y la mayoría de niños con perdida auditiva parcial eran identificados hasta los dos o tres  años de edad o mas grandes.  Los primeros tres años de vida son críticos para el desarrollo del lenguaje, tiempo valioso ya ha sido perdido para esos niños.

Aunque la principal razón para introducir estos exámenes al resto de estudios realizados a recién nacidos era para la identificación temprana de niños con perdida auditiva severa o profunda, nos hemos dado cuenta que estos exámenes también detectan niños con perdida auditiva en un solo oído con tan solo una pequeña diferencia auditiva entre un oído y otro.  Históricamente, niños con esta “mínima” perdida auditiva habían sido identificados  solamente mediante exámenes auditivos atreves de la escuela, y en muchos casos ni siquiera así sin identificados.  En algunos casos, han sido mal diagnosticados con problemas de conducta o trastorno por déficits de atención con hiperactividad (ADHD), o han empezado servicios de terapia de lenguaje sin que nadie se haya dado cuenta del problema de audición.  La tendencia es de pasar por alto  las necesidades de estos niños.

Como afecta la perdida auditiva unilateral o moderada?  Escuchar con un solo oído hace extremadamente difícil saber de donde vienen los sonidos, y saber quien esta hablando en un grupo de personas.  El ruido de fondo, especialmente el ruido que viene por el lado del “oído bueno”, frecuentemente  disfraza importante información auditiva.  La perdida auditiva neurosensorial moderada, dificulta oír sonidos suaves o de alta frecuencia.  Mientras que esto quizá no sea un gran problema para un adulto, quizá si interfiera en la habilidad de aprender lenguaje en niños.  En Inglés hay un sin numero de sonidos que son gramáticamente importante,  como la /s/ usada para el plural y posesivos y /ed/ para el pretérito.

Una cantidad considerable de estudios se han hecho en los problemas que niños con pérdida auditiva mínima enfrentan en la escuela.  Las aulas de clase frecuentemente son ruidosas, son ambientes difíciles de escuchar para niños que no escuchan tan bien como el resto de sus compañeros.  De hecho, algunos profesionales indican que el aula de clases típica no es el mejor ambiente para escuchar para ningún niño, ni siquiera aquellos con audición perfecta.  Es una gran alerta roja el hecho de que el 30% de niños con pérdida auditiva unilateral tendrán que repetir algún grado escolar, comparado con el 3% de niños con audición normal.  Cuantos niños mas están pasando de un grado a otro, pero sin aprender todo lo que podrían aprender?  Hay cosas que se pueden hacer para ayudar a niños con pérdida auditiva mínima para tener éxito en la escuela, si la pérdida auditiva ha sido identificada y los padres trabajan en conjunto con los maestros y el distrito escolar.

Como se relaciona esto con el recién nacido identificado con pérdida auditiva y/o perdida auditiva muy moderada?  Intervención temprana es apropiada?  Que tipo de intervención?  Que pueden hacer los padres?  Puesto que la pérdida auditiva mínima, históricamente ha sido identificada mucho mas tarde, son pocos los estudios que hay respecto al impacto que tienen en el desarrollo de lenguaje en la edad preescolar.  Se pueden obtener algunas claves  en estudios hechos en niños que tienen infecciones auditivas crónicas durante sus primeros años.  Otitis media frecuentemente causa pérdida auditiva mínima a moderada de manera temporal.

Largos periodos de pérdida auditiva  durante los años preescolares pone al niño en riesgo de tener un retraso en el desarrollo del lenguaje.  La mayoría de estos niños se ponen al corriente con sus compañeros una vez que dejan de tener problemas en el oído medio; pero el hecho de que algunos continúen teniendo considerables problemas de lenguaje, continua siendo in tema para debatir.  Hemos encontrado sugerencias de algunos padres de niños que tienen otitis media crónica y quizá sea de interés para aquellos padres de niños con mínima y/o unilateral pérdida auditiva.  También hemos podido encontrar varias sugerencias similares especialmente para padres de niños con audición unilateral.  Las ideas y actividades de lectoescritura, son de utilidad para niños con audición perfectamente normal también, pero si tu hijo ha sido diagnosticado con algún tipo de pérdida auditiva, estas sugerencias son aun de mayor importancia.

Cuidado de salud auditiva:  Has exámenes de audición de manera frecuente al niño dependiendo de las recomendaciones de su doctor o audiologo.  Si por alguna razón, sospechas que la pérdida auditiva de tu niño ha aumentado,  deberías hacerle un examen de audición inmediatamente.  Algunas pérdidas auditivas son progresivas con el paso del tiempo.  Cuida de la audición que aun tiene,  proporcionando protección para los oídos cuando el ruido pueda causar daño, (cualquier sonido a 90 decibeles, incluyendo maquinas ruidosas, música muy alta, armas de fuego, etc.).  Hay que estar alerta  a infecciones de oído, las cuales pueden ser un mayor problema para un niño que ya tenga una pérdida auditiva.

Seguridad:  Un niño con audición unilateral tendrá problemas para localizar de donde viene el sonido.  Enséñale a ser extremadamente cuidadoso al pasar la calle y a prestar atención a pistas visuales.  Un espejo retrovisor una buena idea cuando este paseando en bicicleta.

Hazle más fácil escuchar:  Reduce el ruido de fondo apagando la televisión y música al menos por parte del día.  Electrodomésticos ruidosos también podrían interferir al escuchar.  Acércate a tu hijo, ponte en su nivel, habla claramente sin gritar o exagerar.  Favorece el oído “bueno” de tu hijo, si escucha mejor con uno que con otro.  Repite palabras importantes, y asegúrate que haya entendido.  Si el niño no entiende bien, trate utilizando diferentes palabras o frases en vez de repetir lo que acaba de decir.  Pistas visuales, como sujetar una chamarra mientras le avisa que van a salir, le ayudaría al niño a entender que esta  usted hablando.  Use gestos y expresiones faciales para fortalecer el lenguaje.

Ayuda ha su niño a aprender a hablar:  La mejor forma para que los niños aprendan a hablar es atreves de adultos hablando e interactuando con ellos.  Tomate el tiempo de sentarte en el piso con tu hijo; háblale de sus juguetes, y respóndele a lo que el tenga que decirte.  Deja que te “ayude” con tus quehaceres, y platíquele al respecto y responde sus preguntas.  Habla con el durante las actividades cotidianas como la hora del baño o de la comida.  Cuando salgan a algún lugar platícale sobre lo que estas viendo y haciendo.  Con preescolares, habla sobre sentimientos y el porque pasan las cosas, situaciones que pasaron ayer o planes que tienen para mañana.  Esto solo es el principio, hay muchos libros que hablan sobre este tema.

Promueva la lectoescritura a edad temprana:  Lee a tu hijo desde pequeño y de manera frecuente.  Al principio, quizá solo le estarás describiendo las fotos que están viendo juntos, o diciéndole el cuento en sentencias simples en vez de leerle  literalmente el libro. Platícale sobre la historia mientras le lees, hazle preguntas como “Que crees que pasara después?”  Hay que dejar a los niños que dibujen y “escriban” usando crayolas, marcadores y lápices.  Canta canciones simples que repitan frases y palabras; juega actividades de sonidos, palabras y el abecedario que se enfoquen en los sonidos del principio y el final de las palabras.  También hay libros que hablan sobre este tema.

Obteniendo ayuda profesional:  Hay programas mandatorios a nivel federal que proveen servicios de intervención para niños menores de tres años de edad. Tu especialista de intervención temprana te puede poner en contacto con profesionales, sobretodo especialistas de comunicación y lenguaje, quienes pueden ayudarle a monitorear y estimular el desarrollo del lenguaje en tu hijo.  Cuando tu hijo cumpla los tres anos, los programas en los que se este trabajando en ese momento en tu hijo, serán transferidos de intervención temprana a su distrito escolar local.  Aun si tu hijo no califica para servicios de educación especial, quizá si se pueda beneficiar de modificaciones en su aula de clases o equipo especial para hacerle más fácil escuchar.

Manos y Voces (Hands & Voices) es una organización privada no lucrativa para padres de niños con pérdida auditiva.  Nuestros niños con pérdida auditiva que va desde ligera a profunda, y atienden a una gran variedad de programas educacionales con amplio rango de estrategias de comunicación.  Nuestro objetivo es apoyarnos los unos a los otros y a nuestros niños.  Mientras mas niños con pérdida auditiva son identificados al nacer, con mayor razón queremos extender la bienvenida a sus familias.  Con el paso de los años nos hemos dado cuenta que otros padres, especialmente aquellos que van unos cuantos anos adelantados en su jornada, son por mucho el mejor recurso disponible.

Este artículo fue obtenido de Lorna Irwin Directora de Consultores para Padres y Secretaria de Manos y Voces en Idaho.

Recursos para mayor información:

Estas dos páginas en internet tienen más información sobre pérdida auditiva unilateral:

www.boystownhospital.org

www.handsandvoices.org

Estos libros, aunque tal vez no todos para padres de niños con pérdida auditiva, si puede ser un buen comienzo:

125 Brain Games for Babies (Juegos de Estimulación Mental para Bebés) de Jackie Silberg.  Un pequeño libro con muchas canciones, juegos, etc. Para el primer año,  con notas para el desarrollo cerebral.  El autor ha escrito muchos libros similares.

The Read-Aloud Handbook (El libro para Leer en Voz Alta) de Jim Terelease.

Facilitating Hearing and Listening in Young Children (Facilitando Oír y Escuchar en Niños Pequeños) 1999, Segunda Edición por Carol Flexer:  Este libro esta dirigido tanto a padres como a profesionales, es un gran recurso para padres que les gustaría aprender mas sobre enfoque auditivo verbal o como maximizar el uso de la audición en sus niños.  En este libro no encontrarás ninguna discusión sobre lenguaje de señales, lenguaje con claves, ni siquiera lectura hablada.  Lo que encontrarás una amplia cobertura en diferentes temas relacionados con pérdida auditiva mínima, según la definición del autor cualquier pérdida auditiva tan pequeña como 15 dB, aun si es solo en un oído.  Este libro es considerablemente costoso ($70 mas o menos) pero quizá puedas conseguirlo atreves de un préstamo en una biblioteca por internet.

Puesto que los bebes pueden aprender señales antes que hablar, hay un movimiento reciente de ensenar a bebes que escuchan algunas señales para favorecer la comunicación y el aprendizaje del lenguaje en la edad temprana.  Si esto le parece una fantasía, hay muchos recursos disponibles.  Dos libros que normalmente están disponibles son Sign With Your Baby (Señala con tu Bebé) por Joseph García y Señales para Bebés:  Como Hablar con tu Bebé Antes de que tu Bebé Pueda Hablar por Linda Acredolo et al.

 

Copyright 2014 Hands & Voices   ::   Privacy Policy   ::   Credits